OMEGA lanza nuevos modelos de la colección Driver 300 M

La línea Seamaster Professional Diver 300M tiene una reputación envidiable, apreciada por su diseño y tecnología ideal para el submarinismo. Hoy, OMEGA conmemora al reloj original que hace 25 años la consolidó como una referencia en el mundo de la inmersión marítima, con nuevos modelos presentados en la pasada edición de Baselworld 2018.

La nueva línea Driver 300 M consta de 14 modelos excepcionales: 6 en acero noble, 8 en una combinación de acero noble y oro, y una edición limitada en titanio y tántalo. Cada pieza cuenta con un calibre Master Chronometer 8800 y con un mayor tamaño de 42 mm que engrandece su precisión, funcionamiento y resistencia magnética.

Uno de los cambios más peculiares en la nueva colección es su emblemático bisel, ahora en cerámica, y con la escala de inmersión en Ceragold o esmalte blanco para otorgar una mayor durabilidad y blancura. Por su parte, las esferas en cerámica pulida se ofrecen en colores negro, azul o cromo PVD. Otro punto a destacar es que OMEGA ha reincorporado el motivo característico de ondas del diseño original, pero en esta ocasión grabado con láser. Un cambio significativo fue la válvula de escape de helio, que ahora se presenta de forma cónica y ha sido patentada por OMEGA con una ingeniosa tecnología para mejorar su manejo durante la inmersión.

El fondo de la caja está ataviado con un reborde en forma de onda y cristal zafiro, donde logra admirarse el calibre Master Chronometer 8800, certificado por el METAS: Swiss Federal Institute of Metrology. Cada referencia se ofrece con un emblemático brazalete metálico tradicional o una pulsera de caucho negro o azul, además de incluir el característico cierre extensible de cremallera y pulsador patentado por OMEGA, y que permite aumentar lo longitud indispensable para la inmersión.


Seamaster Diver 300M Titanium Tantalum Edición Limitada

Cabe mencionar que dentro de la colección destaca un modelo especial, el Seamaster Diver 300M Titanium Tantalum, limitado a sólo 2500 piezas. Hace 25 años, OMEGA utilizó un metal muy escaso: el tántalo. Su peculiar color compaginó con el revolucionario diseño del ahora mítico reloj. En esta nueva edición limitada, el tántalo se percibe en la base del bisel y en los eslabones intermedios del brazalete. Además, el gris azulado del metal contrasta perfectamente con el titanio de grado 2 que OMEGA utilizó para la caja y el brazalete cepillados.  En la corona, aro del bisel, válvula de escape de helio, eslabones del brazalete y agujas, pueden admirarse sutiles toques en oro Sedna™ de 18 quilates.

Esta referencia limitada sigue los mismos principios y cambios de la nueva colección Seamaster Diver 300M: un tamaño de 42 mm, válvula de escape de helio cónica, fondo de caja con borde ondulado y el brazalete integrado. Al reverso, se logra discernir una imagen del Hipocampo OMEGA a través de su caja transparente. Un símbolo emblemático asociado con la mítica línea Seamaster.