Presentada como obra inaugural del Comité Artístico de Audemars Piguet, “Synchronicity” de Robin Meier, se constituye de una instalación inmersiva, inspirada en la fascinación del artista por el “fenómeno de sincronía en la naturaleza”. El evento conmemora las actividades de la Manufactura con motivo de la magna muestra de Art Basel 2015 en Basilea, en la que también se llevó a cabo, con la colaboración de The Art Newspaper,  una mesa redonda titulada It’s no coincidence, en torno a los temas de la misma obra, presidida por Anna Somers Cocks, fundadora y Presidenta de la publicación.

François-Henry Bennahmias, Director General de Audemars Piguet y el Comisario invitado del Comité, Marc-Olivier Wahler, estuvieron entre los presentes a la mesa, donde expertos como Michael Greenfield, catedrático en neurociencias; Michael Friedman, historiador de la Manufactura y el propio artista, debatieron sobre la relación entre el arte, la ciencia y la naturaleza y en el que Greenfield, quien trabajó estrechamente con Robin Meier, se refirió al trabajo del artista como “reloj metafórico” por la clara similitud en la precisión de la obra y la conexión con sistemas naturales dispares similares a los de la relojería.