Dos años después del lanzamiento de su pieza Margot (en video), la Manufactura independiente Christophe Claret revive el juego clásico de romance “me quiere… no me quiere”, con una pieza dedicada al Medio Oriente bautizada como Layla.

Como su antecesora Margot, Lyla cuenta con un mecanismo ingenioso que responde a la pregunta ¿me quiere?, con una simple pulsación de la corona ubicada a la hora 2 y que pone en marcha el fascinante desprendimiento de cada pétalo de la flor. Después, la esperada respuesta aparece súbitamente en letras arábigas a la hora 8 del disco: un poco, mucho, apasionadamente, locamente o para nada.

Sumado a lo anterior, con cada pulsación de la corona, resuena el toque de un pequeño timbre, un sello de los repetidores de minutos de la Manufactura Christophe Claret. Dentro del disco una estética femenina se ve realzada por la madreperla y revela un verso del poeta árabe Qays Al Mulawwah, que cuenta la historia de amor entre un ilustre hijo de Beduinos y su prima Layla.

El centro de esta pieza Christophe Claret está adornado con una esmeralda y su bisel está realzado por diamantes corte baguette. La caja de oro cuenta con un perfil curvo y la corona principal está oculta a la vista, colocada junto a los cuernos superiores. El reverso por otro lado, otorga una vista del rotor y una carrusel en forma de flor.

ChristopheClaretLayla 1