Constant Girard el Visionario

 

La segunda figura emblemática de la historia de Girard-Perregaux tiene como origen de La Chaux-de-Fonds. Nacido en 1825 en las Montañas de Neuchâtel, Constant Girard fundo la casa Girard & Cie en 1852. Dos años más tarde se caso con Marie Perregaux (1831-1912), procedente de una familia de importantes empresarios relojeros de Le Locle. De estos nombres nacio en 1856 la Manufactura Girard-Perregaux en La Chaux-de-Fonds.

Constant Girard-Perregaux destaco en particular con sus investigaciones en el campo de los sistemas de escape y en particular el de Tourbillon. La calidad y la belleza de sus creaciones fueron recompensadas con varios premios y distinciones en concursos nacionales, internacionales y Exposiciones Universales. En 1867 presento un Tourbillon que fue premiado en la Exposicion Universal de Paris. La consagracion le llego en 1889 cuando su famoso Tourbillon con tres puentes de oro, que se habia convertido en el icono de Girard-Perregaux, obtuvo la medalla de oro en la Exposicion Universal de Paris.

El relojero fue un auténtico visionario. En 1880 desarrollo un concepto de relojes de pulsera para los oficiales de la marina alemana y dirigidos con Guillermo I, el emperador de Alemania. Para proteger el cristal de los golpes, iba montado una rejilla. Se fabricaron dos mil relojes, lo que representa la primera comercializacion importante de relojes de pulsera. Pero esta idea revolucionaria no tuvo una continuidad inmediata. Para ello hubo que esperar a principios del siglo siguiente para que el reloj de pulsera tuviera el éxito que conocemos.