Un detalle inevitablemente femenino. La colección Happy Diamonds de Chopard celebra el éxito de los ya famosos diamantes móviles, que en perfecta fusión con el oro amarillo, rosa y blanco de 18 quilates logran un efecto extraordinario en el cuello, sobre la muñeca y las manos femeninas.