La fabulosa actriz de origen chino Gong Li, se ha convertido en la embajadora oficial en el mundo, un acierto por parte de la marca de relojes y joyas, Piaget.

Uno de los atributos de la actriz es su belleza natural, el talento y la sencillez en pantalla y su enorme dedicación que deja en cada proyecto. Son muchos los valores que comparte con Piaget, lo que convirtió a Hatsumomo de Memorias de una gheisa en portadora de belleza en sus cuerpo a través de joyería y en su muñeca luciendo bellos guardatiempos.