El resplandor etéreo de la madreperla, lo sublime de las perlas, los diamantes y el oro blanco, se fusionan para dar vida a una pieza cautivadora que robará el aliento. En la nueva pieza de Ulysse Nardin, Skeleton Tourbillon “Pearl”, la belleza y de sus líneas y la suntuosidad de sus materiales no son lo único, como su nombre lo señala, se trata también de una pieza dotada de grandes complicaciones de la Alta Relojería que la hacen aún más codiciada.

A primera vista, el laberíntico diseño de su trabajo de esqueletizado, en adición al juego de luces y destellos que emanan de la madreperla, el diamante y el oro, atrapan la mirada hasta descubrir los incontables detalles en los puentes, el bisel, los cuernos y la corona. La reducción de los componentes en el movimiento esqueletizado de cuerda manual, aporta a esta pieza de Ulysse Nardin una sensación de ligereza y elegancia incomparables.

El corazón de esta pieza, su tourbillon, es visible a través del reverso de la pieza y su espiral de silicio, ancla y escape, garantizan la precisión y durabilidad de la pieza, además de una reserva de marcha de siete días. Todo se resguarda en una caja de 44 milímetros, sumergible hasta 30 metros y se sostiene gracias a una correa de piel color perla con hebilla simple.

La exclusividad de sus materiales y el detalle en cada uno de sus elementos hacen que la Ulysse Nardin Skeleton Tourbillon “Pearl” sea una edición limitada únicamente a 8 piezas alrededor del mundo.

UlysseNardinSkeletonTourbillonPearl-1