Perrelet enriquece su línea femenina Diamond Flower con un nuevo modelo: Diamond Flower Amytis. Una colección diseña- da «por y para mujeres» que combina una técnica única con un brillante savoir-faire. La maestría del arte relojero de la marca queda impregnada en esta obra cargada de detalles estéticos femeninos.

La historia de los jardines colgantes de Babilonia sirve de ins- piración a su nombre. La leyenda cuenta que Nabucodonosor II mandó construir esta auténtica joya de la arquitectura como obsequio a su esposa, Amytis de Media, para recordarle las montañas boscosas de su país natal. Con la inédita colección Diamond Flower Amytis, Perrelet también rinde homenaje a una de las siete maravillas del mundo, indudablemente la más hermosa, y evoca la gracia y belleza de Amytis de Media, reina de Babilonia.

La colección está dotada de un mecanismo de cuerda automá- tica por masa oscilante, el Double Rotor P-181-H, patentado por Perrelet y fabricado completamente en su manufactura. Permite al usuario observar los dos rotores, uno situado en la esfera y el otro en el movimiento, cuya coordinación, perfec- tamente sincronizada, alimenta el barrilete y mejora el rendi- miento del mecanismo. El fascinante engranaje conmemora este año su vigésimo aniversario desde su puesta a punto en 1995 por los ingenieros de la casa. Con el paso del tiempo no

ha dejado de actualizarse constantemente. En la colección Dia- mond Flower Amytis, el rotor de la esfera representa los péta- los de flor que se balancean a merced de los movimientos de la muñeca con la impresión de estar suspendido como referencia a los jardines colgantes de Babilonia. La mujer se convierte en- tonces en la directora de su reloj por sus propios gestos.

La colección está compuesta por tres modelos, de los cuales la caja, realizada en acero inoxidable de 36,5 mm de diámetro, ostenta un fondo de zafiro transparente. El modelo con esfe- ra negra o nácar blanco y correa de piel de cocodrilo a juego se ve engalanado por el doble rotor calado, formando pétalos de flor parcialmente engastados con diamantes. Otra versión, aún más valiosa, se distingue por su bisel engastado con dia- mantes y su esfera en nácar de color antracita y blanco. El doble rotor está a su vez decorado de pétalos y realzado por el nácar blanco y los diamantes. Los tres modelos albergan elegantes números romanos que convergen en el centro, po- niendo el broche final de carácter y originalidad a la colección. Esta paleta de contrastes acompaña a la mujer con elegancia, mientras que el impacto visual del doble rotor aporta un su- til toque de refinamiento que seducirá a todas aquellas mu- jeres que buscan la exclusividad. Gracias al Diamond Flower Amytis, Perrelet magnifica una vez más el doble rotor en una creación que se hace eco de la belleza femenina y del estilo de tiempos remotos.