Audemars Piguet sin duda es una de las marcas más excelsas en relojería, lujo y complicaciones que existen en la industria; la historia de la marca y su evolución es tan trascendente que sus relojes adoptan esa temática de obra de arte. En el SIAR 2015 tuvimos la oportunidad de experimentar el Acoustic Lab de AP, una experiencia única en la que el sonido es el que habla por la marca.

Acoustic Lab es una experiencia en la que Audemars Piguet demuestra la evolución de su trabajo en sonería a través de los tiempos. Tres piezas emblema para la marca y con excelente trabajo de sonería; la primera, un reloj de bolsillo armado como examen final de la disciplina de relojero, el segundo un AP con una caja tan robusta que el sonido es poco apreciable y el tercero, una pieza en desarrollo que demuestra ese know-how de la marca. Con ayuda de un software creado especialmente para la comprensión del sonido pudimos notar esta evolución en una complicación tan demandada como la repetición de minutos en la que predomina la pureza y armonía en la que el sonido vibra de la muñeca a tus oídos.