Del 9 al 11 de diciembre pasado, en el Teatro Ángela Peralta de la Ciudad de México, se realizó la séptima edición del Festival de Jazz Internacional de Polanco, con la experiencia de una de las marcas relojeras más cercanas a esta fascinante corriente musical como su patrocinadora, Oris Watches.

Durante 3 días, Oris marcó el compás de las Big Bands Matilde, Joe D’Etienne, Zinco Big Band y El Sonex, quienes demostraron su virtuosismo al frente de más de 500 personas por día. Además de deleitarse con piezas únicas y clásicos como Caravan de Duke Ellington, Feelin’ Good de Leslie Bricusse y Anthony Newley y Quizás, Quizás, Quizás del compositor Osvaldo Farrés, los asistentes tuvieron la oportunidad de conocer de cerca el reloj insignia del Festival, el Oris Artelier Skeleton.

El Oris Artelier Skeleton se destaca por un movimiento esqueletizado automático, resguardado por una caja multipieza con corona de acero y sumergible hasta 50 metros de profundidad. Su esfera plateada con motivos guilloché, presume índices niquelados aplicados y agujas con tratamiento Super-LumiNova. Una visión incomparable al compás del tiempo, con la elegancia y superioridad técnica que distinguen a la Manufactura Oris.

Después de las ediciones limitadas que ensalzan a músicos paradigmáticos de este universo, tales como Miles Davis, Thelonious Monk, Chet Baker, McCoy Tyner, Duke Ellington, Charlie Parker, Frank Sinatra, Dizzy Gillespie, Louis Armstrong y el recientemente laureado con el Premio Nobel de Literatura, Bob Dylan, Oris se prepara este 2017 para asombrarnos con una nueva edición, esta vez dedicada al saxofonista del Bebop, Dexter Gordon.

Al respecto de la importante participación de Oris en este Festival de Jazz de Polanco, Eddie Schwartz, productor del evento, declaró: “Comencé el Festival por la falta de difusión al talento mexicano, creo que esta música debe disfrutarse sin cruzar fronteras. Que Oris se sume, marca el inicio de una gran alianza.”