Durante una noche inolvidable en la OMEGA HOUSE en Río 2016, la Manufactura ofreció una noches de cócteles junto al astronauta y embajador de la firma, Buzz Aldrin, quien en 1969  en la expedición del Apollo 11, pisara la superficie lunar llevando un OMEGA Speedmaster. Con esto, la firma aprovechó la gran concurrencia a los Juegos Olímpicos y a la OMEGA HOUSE, para exhibir de manera muy original la gran tradición e historia de OMEGA con la exploración espacial.

Los invitados fueron recibidos por “chicas espaciales”, en un ambiente destacado por una enorme y luminosa Luna suspendida sobre el patio del espacio. Otro aspecto destacado de la noche, fue cuando OMEGA ofreció una verdadera experiencia espacial, en la forma de cócteles servidos en hydropacks de ración espacial hechos con Tang, la bebida enriquecida que los astronautas suelen llevar al espacio.

Buzz Aldrin, a 47 años de haber llevado el primer reloj a la Luna, relató a los asistentes sus memorias y recalcó las cualidades especiales de los atletas olímpicos y como forma parte de lo que guía al espíritu humano: “Es lo mismo que lleva a cualquier que desea apreciar por lo que lucha. Por lo que puede hacer. Con lo que puede contribuir. Haciendo lo mejor que puedas. Todos trabajamos hacia algo. Exploramos o expiramos. Tienen una opción.” dijo el astronauta.