Omega ha creado estos relojes basándose en el tema del antiguo juego del golf. El reloj está fabricado para aguantar todas las condiciones climáticas y sumergible hasta 100 metros. El reloj está disponible en oro rojo de 18 quilates o en acero noble, además de que la carátula del reloj está protegido por un cristal convexo. Una pieza equipada con el Calibre Omega 3890 Co-Axial.

Cuenta con una correa de caucho negra en ambas versiones del reloj (acero y oro) en cuestión de características entre los dos modelos, no existen cambios más que el aspecto exterior que el reloj ofrece.