Visto por primera vez en los bolsos de mediados de los 50 de Gucci, el motivo inspirado en elementos de la montura de un caballo y que más tarde se transfiriera a los icónicos mocasines de la firma italiana, encuentra una nueva expresión en una pieza horológica de gran belleza y precisión.

Bautizada como Diamond Horsebit, este reloj femenino de Gucci se distingue por detalles con engaste de diamantes y la multi-tonalidad de un disco de madreperla. Tanto la caja como el brazalete, están construidas con acero inoxidable y resguardan un movimiento de cuarzo de mecánica suiza. Es hermético en hasta 50 metros de profundidad y cuenta con 2 años de garantía.