Los amantes de la relojería y los fieles a la firma relojera independiente ya tienen un nuevo lugar donde dejar sorprenderse, la nueva “Maison Oris” en Basilea, Suiza. Un espacio de dos plantas ubicado en el número 22 de Barfusserplatz, gestionado en colaboración con el gigante joyero Seiler y que hará un despliegue de historia y provenir con los primeros relojes de la misión de Oris,“recuperar la relojería” , además de los aclamados relojes Oris Calibre 111 y 112.

Un nuevo capítulo se escribe para Oris en esta ciudad, misma que ha atestiguado la evolución de la firma por más de 110 años. En el corazón de Basilea, el edificio rebosante de historia, reflejo de tradiciones suizas, se convierte en el sitio perfecto para dar cabida a las creaciones de Oris. Además, dentro de este edificio construido en 1299 y que conserva los códigos estéticos de la burguesía suiza del siglo XIII, se pueden admirar frescos en sus techos, que Oris ha protegido en concordancia a su filosofía y su profundo respeto por la cultura y el arte.

La inauguración de esta primera boutique de Oris, representó un momento de especial orgullo para su presidente, Ulrich W. Herzog, quien siendo nativo de Basilea, invita a los amigos de Oris -los nuevos y los de siempre- a visitar la Maison Oris y con ello experimentar el verdadero universo de Oris, desde su historia hasta el emocionante y brillante futuro.