La firma del lema “Si podemos imaginarlo, podemos hacerlo”, Rado, nos demuestra la verdad detrás de sus palabras al presentarnos un nuevo y poderoso sucesor de la colección que celebra al “deporte blanco”, la Rado HyperChrome Match Point. Heredero digno del HyperChrome Match Point original, este nuevo modelo conserva las líneas elegantes y deportivas de su antecesor, sumando detalles impactantes y, lo más importante, elementos que nos transportan al universo del tenis del que se inspira.

Una esfera azul se estrena en el nuevo modelo de Rado, haciéndose acompañar de tres sub discos que funcionan como contador de segundos, contador de minutos de cronógrafo y contador de horas de cronógrafo. Para remitir al usuario aficionado al tenis a la emoción de un juego, el contador de segundos despliega las marcas “00”, “15” y “40”, además de un minutero de cronógrafo con la marca “30”. Los guiños a este excitante deporte no se detienen ahí, pues el HyperChrome Match Point presume en su contador de horas de cronógrafo, un motivo similar al de una red de tenis.

Investido con el material insignia de Rado, la cerámica de plasma de alta tecnología, el nuevo HyperChrome presume un juego de contrastes con sus acabados brillantes y mate, además de una escala taquimétrica grabada en el bisel pulido. La tecnología detrás de sus materiales, hacen que el reloj sea extremadamente resistente al choque y las rayaduras; de gran ligereza y totalmente adaptable a los cambios de temperatura.

El HyperChrome Match Point de Rado es una edición limitada a 999 piezas, empoderado por un movimiento de cronógrafo automático con reserva de marcha de aproximadamente 42 horas. Su caja monobloc gris, de cerámica plasma de alta tecnología, está protegida por cristal de zafiro y es hermética en hasta 100 metros de profundidad.