Reconocida como una de las marcas de relojes más importantes en el mundo, Frédérique Constant sabe bien que una gran empresa no debe estar solo al pendiente de sus propias actividades sino velar con el bienestar social. Bajo esa filosofia, la Manufactura e Inés Sastre, se aliarán para ayudar a los niños menos favorecidos a través de campañas de la World Heart Federation.

 

Inés Sastre será durante dos años imagen honoraria de la marca de relojes de , ella colabora desde hace un par de años con la UNICEF. En concreto tanto Frédérique Constant como Inés se encargarán de difundir las acciones de la Federacion Mundial del Corazon, quien se encarga de ayudar a niños con problemas cardiacos y sin los recursos necesarios para costearse un tratamiento para este tipo de males debido a los altos costos.

 

En la historia de Frédérique Constant ésta no es la primera vez que se acerca a una labor benéfica, desde 2009 ha colaborado en campañas de este tipo y ahora se suma a  “Corazones de los niños” apoyando con la creacion de una coleccion de relojes llamados “Ladies World Heart Federation” cuyas ventas serán destinadas a apoyar el programa, además de 50 mil dolares donados con anticipacion en septiembre de 2012 con el Dia Mundial del Corazon celebrado en la ciudad de Los Angeles. En total se donarán 100 relojes para ayudar a prevenir males del corazon entre niños y mujeres de todo el mundo.

 

Los relojes estarán equipados con el movimiento FC-310 con una reserva de marcha de 38 horas y una hermeticidad de hasta 60 metros. La caja cuenta con 8 diamantes VS además de poseer un so acabado nacarado. Habrá un modelo hecho en acero inoxidable y dos más chapados en oro rosa destacando que uno de ellos vendrá con 48 diamantes en el bisel.