Harry Winston revela su séptima edición de la complicación más legendaria en el mundo de la alta relojería: el tourbillon. Después de explorar sinnúmero de variaciones como el tourbillon biaxial, triaxial, doble o con carrusel, Harry Winston sobrepasa una vez más los límites técnicos con el nuevo Histoire de Tourbillon 7, con dos tourbillones biaxiales de movimiento sincronizado.

Este modelo es una interpretación sofisticada de un movimiento de alta complicación. La caja, hecha de oro, cuenta con 50 milímetros de diámetros y un bisel pulido. La corona está resguardada por el logo de Harry Winston y algunos de sus detalles creados en titanio, presumen acabados pulidos y satinados.

En cuanto al tourbillon, la primera caja completa su rotación en 45 segundos y resguarda una rueda de balance inclinada a 30 grados. El tourbillon y la segunda rueda de balance están colocadas en la segunda jaula, que viaja en una trayectoria distinta, en un total de 75 segundos. Ambas jaulas o cajas, acomodadas una dentro de la otra, asumen una infinidad de posiciones relativas a la gravedad, uno de los grandes retos a vencer por la relojería.

El Histoire de Tourbillon 7 de Harry Winston será una edición limitada a 20 piezas: 10 en color rojo y 10 más para su versión de antracita. Ofrece una reserva de marcha de hasta 55 horas y se entrega con una correa de piel de caimán con hebilla ardillón de oro de 18 quilates.

home_image.4636483 home_image.4636488