Regresar a las raíces es imperativo para DeWitt en la creación de sus piezas emblemáticas, así lo dicta la nueva creación de la Manufactura, el Academia Skeleton, en donde cada uno de sus detalles refleja la inequívoca estética y la perfecta funcionalidad característica de la firma independiente.

Como su nombre lo sugiere, se trata de un guardatiempos de movimiento esqueletizado, de carga manual, basado en la compleja estructura matemática que le valió el premio de innovación en el Grand Prix de l’Horlogerie al modelo de Jérôme de Witt, el Tourbillon Differentiel.

En este sistema basado en el principio del satélite, el poder de reserva se indica mediante una flecha localizada en su diferencial de constante rotación. Señalada a la hora 1 del disco, la reserva de marcha logra alcanzar más de 100 horas gracias a un doble barril.  Otra de los elementos que distinguen al Academia Skeleton de DeWitt, es el sistema de engranes que cambia la dirección del segundero cada 30 de éstos, haciéndose presentes en dos diferentes direcciones y colocados a la hora 7 del reloj.

Como todas las piezas de excepción de DeWitt, la caja de 42 milímetros presume las características columnas imperiales, alternando en materiales de suma elegancia como son el oro rosa y el caucho. La tonalidad oro negro que da vida al movimiento esqueletizado y que resalta la construcción y los acabados en el mismo, es visible gracias a los cristales de zafiro dispuestos en la parte frontal y posterior de la caja.

DeWittAcademiaSkeleton 1