La pantera, el animal icónico de la Maison Cartier, protagoniza un nuevo diálogo entre alta relojería y joyería, como un adelanto a lo que la firma presentará durante el próximo Salón Internacional de Alta Relojería (SIHH) 2017.

El nuevo Panthère Joueuse en un reloj investido con la más reciente complicación de Cartier, plagado de dramatismo y que hace gala de la artesanía  de la Manufactura mediante un excelso uso de los diamantes, el esmalte negro y las esmeraldas.

La complicación que da vida a esta creación, dibuja ante nuestros ojos una poderosa escena donde la mística pantera parece saltar detrás de la esfera que viaja por la circunferencia del disco para señalar las horas. El calibre se mueve en sintonía con la pantera para indicar lo minutos a través de las garras del animal.

El reloj-joya Panthère Joueuse está resguardado por una caja de oro de 18 quilates, de 40 milímetros de diámetro y engastada con diamantes corte brillante. La pantera está compuesta por 185 quilates de diamantes y oro blanco, con manchas de laca negra en la cabeza y ojos de esmeraldas. Su apariencia se complementa por una correa de piel de caimán blanca con hebilla de oro y diamantes, además de un cristal de zafiro totalmente resistente a las rayaduras.

Dentro de su caja, hermética en hasta 30 metros de profundidad, late un calibre 9918 Manufactura Cartier de carga automática, con reserva de marcha de 48 horas como mínimo.

cartierpantheresihh2017-2