Nacido en el 2015, el modelo Clé de Cartier se destacó en la industria por introducir nuevos códigos de diseño como el perfil curvo, el bisel ligeramente redondeado y sobre todo la corona estilo llave de zafiro azul que le da nombre a este guardatiempos (clé en francés significa llave).

Cle-de_Cartier-Profile

Como un lanzamiento previo al Salón Internacional de Alta Relojería (SIHH) 2016, Cartier nos presenta una nueva versión del Clé, empoderada por el primer movimiento automático esqueletizado de la Maison: Clé de Cartier Automatic Skeleton.

Cle-de-Cartier-Automatic-Skeleton-FRONT

Es la primera vez que los artesanos de Cartier crean un movimiento automático que se fusiona de forma natural en una arquitectura esqueletizada, haciendo a la masa oscilante prácticamente invisible y conservando aún así su eficiencia. El resultado es un movimiento Calibre 9612 Manufactura Cartier, de 28, 800 vibraciones por hora y reserva de marcha de 48 horas.

Cle-de-Cartier-Automatic-Skeleton-BACK

El trabajo open-work del Clé de Cartier se caracteriza por puentes en forma de numerales romanos: III, VI, IX y XII, acompañados de agujas tipo espada color azul vibrante. Su caja de paladio 950/100 tiene un diámetro de 42 milímetros, grosor de 11.45 mm y es hermética en hasta 30 metros de profundidad. Una versión con engaste de piedras preciosas también estará disponible.