En uno de los eventos más emblemáticos de la realeza de Mónaco, el Rose Ball o Bal de la Rose, una de las invitadas más distinguidas fue, por supuesto, la bella Carlota Casiraghi, estrella de la equitación e hija de la Princesa Carolina de Hanover, quien es Presidenta de la Grace Foundation y anfitriona de la gala festejada en la Salle des Etoiles del Deportivo Monte Carlo.

En una noche enmarcada por el estilo Art Deco, a cargo del kaiser de la moda y amigo cercano de Carlota y Carolina, Karl Lagerfeld, la joven Casiraghi impresionó a los asistentes con un look destacado por piezas soberbias de la firma Montblanc, precisamente brazalete y anillo de la Colección Pétales de Rose, a evidente tono de la ocasión. Complementando su fabuloso atuendo, parte de la reciente colección de la casa Chanel, Carlota lució también los aretes de la colección Montblanc Pluie d’Étoiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*