Azul, verde, amarillo, naranja, colores llenos de vida y alegría para pasar el mejor de los veranos, acompañado de la artesanía y la técnica detrás del mejor cronógrafo Audemars Piguet: el Royal Oak Offshore Diver Chronograph. Para sumergirse en un nuevo y deportivo estilo, la Manufactura ha dotado a este guardatiempos de increíbles y coloridos detalles en correa, el disco con motivo “Mega Tapicería”, contadores, numerales y agujas.

Todos los modelos cuentan con las destacadas características del Royal Oak Offshore Diver Chronograph; ellas son una caja de acero inoxidable con pulsadores de cerámica negra y cristal de zafiro en ambos lados de la caja. Esta misma caja, sumergible hasta 300 metros de profundidad, resguarda un movimiento automático con 59 rubíes y monobloque de oro de 22 quilates, con funciones de cronógrafo y diver, pequeño segundero y una reserva de marcha de 50 horas.

En la espectacular versión en azul marino, el disco del mismo color está resaltado por la zona de buceo (de 60 a 15 minutos) en color amarillo, de la misma forma que en las agujas de minutos y del contador de 30 minutos del cronógrafo. Tanto agujas como índices (en todos los modelos) están recubiertas con un tratamiento luminiscente que garantiza una gran legibilidad en las profundidades.

Las versiones en amarillo estival brillante, verde limón intenso y naranja brillante, están destacadas por discos “Mega Tapicería” en los mismos tonos, contrastados por un bisel interno de color negro, de la misma forma que en los contadores de cronógrafo. La zona de buceo está resaltada en el mismo color del disco y todos sus índices y agujas cuentan con tratamiento luminiscente.

¡Bienvenido al mundo Audemars Piguet Funky Colors!